Corrientes: ventilan irregularidades en la contratación de seguros de retiro


Según un testigo, se destinó la mitad de los aportes de los socios al pago de una aseguradora y además se realizaron operatorias prohibidas.

En el marco del juicio a 13 personas por el delito de “administración fraudulenta” que afectó al Fondo Compensador de Jubilaciones para el Personal del Banco de Corrientes, el Tribunal Oral Penal 1 de Corrientes tomó declaración a Anselmo Gómez, uno de los tres denunciantes de las irregularidades que originaron la causa.

Durante su alocución el declarante se refirió a la contratación de un seguro de retiro por parte de la sociedad civil. Aseguró que tal transacción habría sido realizada sin la autorización de los socios, por el contrario, los integrantes del Consejo de Administración lo habrían determinado en forma unilateral.

La contratación a la que hizo referencia entró en vigencia el 1º de noviembre de 1996 y según lo expuso Gómez “se destinó la mitad de los aportes realizados por los activos y el 50% de lo que aportaba el Banco de Corrientes al pago del seguro; y las otras mitades al Fondo Compensador”.

Como consecuencia de esta maniobra “se vieron perjudicados los asociados”, ya que disminuyó el capital de la entidad civil.

En el expediente se res­ponsabiliza por esta maniobra a Rubén Aquino, Nicolás Kaposvari, Nedo Pirchi, José Mario Iglesias y Antonio Páparo, por supuestamente haber aprobado y ejecutado la contratación.

Los aportes destinados a la firma aseguradora habrían tenido el fin de ser capitalizados individualmente para que en el plazo de dos años puedan ser reintegrados si se produjera el siniestro el retiro de la actividad.

Según lo consideró la Fiscalía cuando solicitó que se eleve a juicio la causa, esa condición constituiría un incumplimiento al Estatuto del Fondo Compensador.

Esto es porque el Estatuto establece que se beneficiarán de los recursos de la entidad quienes se jubilen como operarios del Banco de Corrientes, tras aportar a la entidad civil durante 15 años y los pensionados por invalidez. Por tanto, los retirados de la actividad “por cualquier motivo”, pierden su calidad de asociados.

Fuente: Norte Corrientes