Llegan los seguros del auto con subas que rondan el 45 por ciento


Tener y mantener un auto en la actualidad requiere estar preparado para afrontar los gastos que empiezan a correr. No sólo es el combustible y el costo de estacionar en la vía pública o en una playa de estacionamiento. Hay que pensar también en el costo del seguro, el cual se actualiza con cada renovación semestral y sin opción, porque se trata de algo obligatorio.

Para los que vienen con un seguro contratado desde el año pasado ya empezaron a llegar las nuevas pólizas con un incremento que ronda el 45% más de lo que pagaron hace un año, según las aseguradoras y el vehículo, debido a los aumentos de los repuestos y prestaciones ante un siniestro, como también el incremento que han tenido los valores de los autos, según informó Gabriela Carranza, desde Meglioli y Asociados, Asesores de seguros.

“Los servicios que brinda la aseguradora con respecto al siniestro, que es la derivación a los talleres y los repuestos del vehículo se ha incrementado mucho, entre un 80 o 90%. No son cifras irrisorias”, destacó Carranza para explicar los motivos de tan alto incremento. Agregó que a eso se le suma el cálculo de la siniestralidad de cada auto y el valor del vehículo, factores que han producido un aumento en las aseguradoras del 20% interanual promedio.

Existen dos tipos de seguros que se pueden contratar para el vehículo: una póliza de cobertura de casco o un seguro contra terceros. Este último es obligatorio para todo aquel que circule por la calle en un vehículo y cubre el daño contra personas y autos de terceros, pero si el auto propio tiene algún desperfecto, no lo cubre. Este tipo de seguro ha subido especialmente por el incremento de los precios en los talleres, los repuestos y las prestaciones, explicaron en la aseguradora.

El seguro de casco en cambio también asegura los daños del vehículo propio hasta la suma asegurada seleccionada, que va subiendo a medida que suba el vehículo. Son más caros porque también contemplan el seguro contra terceros. La especialista agregó que en este tipo de póliza las aseguradoras tienen una técnica para medir la siniestralidad de cada vehículo, “”una ficha técnica de cada marca que le otorga un valor determinado”. La otra variable que incide en el precio es el valor del vehículo, que tras la devaluación hizo trepar en algunos casos a un 100% el precio de los autos, al que se suma las prestaciones que brinda la aseguradora para resolver el siniestro.

“En definitiva termina siendo un aumento generalizado promedio del 45% para el usuario”, aseguró.

El seguro de casco tiene varias categorías, pero se pueden centralizar en coberturas totales o parciales. Dentro de cada una de ellas hay un abanico. Las totales son los siniestros donde hay una destrucción total del vehículo involucrado: se debe determinar una destrucción superior al 70% del auto para que el seguro pague una indemnización.

O sea, tiene menos probabilidades de suceder que una destrucción parcial, por eso las coberturas parciales son más caras. “En seguros parciales es donde hay mas gastos de taller, en reparación de chapas, cerraduras, pintura, etc”, explicaron.

 

Póliza digital
 

Desde el 23 de diciembre pasado, bajo la resolución 219/2018 la Superintendencia de Seguros de la Nación aprobó la vigencia de la denominada “póliza digital”. Se podrá circular por todo el país con el comprobante del seguro en el celular o en cualquier dispositivo móvil. Los usuarios pueden pedir a sus aseguradoras que les envíen el comprobante digital por correo electrónico para exhibirlo ante los fiscalizadores ante un control de tránsito. La iniciativa se enmarca dentro del programa “Seguro verde”, por el cual las pólizas de seguro se despiden de su versión papel, y las aseguradoras ahorrarán en papel unos $1.000 millones por año.

Vigencia

La mayoría de las aseguradoras brindan pólizas semestrales, y se ajustan al vencimiento. Sin embargo existen otras que prefieren actualizar el precio mes a mes. En el caso de que se asegure una flota de vehículos se suele brindar una póliza anual.

Al viajar a Chile

Al viajar en vehículo particular hay que llevar el SOAPEX (Seguro obligatorio de accidentes personales causados por vehículos con matrícula extranjera). Se saca por internet, con tarjeta de crédito y cuesta U$S 10,32 por 10 días y U$S 11,60 por 30 días