En 2015 aumentaron los juicios por accidentes laborales


El dato publicado por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo es de 116.000 juicios por accidentes laborales en todo el país.

Este año se iniciarán aproximadamente 116.000 juicios por accidentes laborales en todo el país, lo que representa un 30% más que el año pasado.

Según datos de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), en 2014 se registraron 12,3 juicios cada 100 siniestros notificados. Este año ese índice, que en 2013 fue de 11,5%, y en 2012 de 9,8%, volverá a incrementarse.

El 40% de las demandas provendrán de la Ciudad de Buenos Aires, de acuerdo a lo publicado por la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART). Detrás le siguen la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza. Actualmente, el stock de reclamos acumulados en los tribunales es superior a los 250.000.

Los sectores que más aportaron a los tribunales, fueron el de transporte, manufactura, construcción, servicios financieros, comercio, electricidad, servicios sociales, minería y agricultura.

Mara Bettiol, presidenta de la UART, remarca como uno de los motivos del incremento de litigiosidad que “hay una brecha entre lo que el sistema determina en base a los parámetros de la ley y lo que la justicia termina concediendo posteriormente a los que reclaman”.

Las consecuencias, según Bettiol son los sobrecostos para la actividad productiva y una señal de alarma importante para el sistema, que hoy destina el 92% de su recaudación a brindar prestaciones, y que lleva años mostrando resultados técnicos negativos.

“Es muy probable y casi diría inevitable que la renovación de los contratos implique un aumento de las alícuotas”, explicó a iProfesional.

Bettiol consideró que es una condición necesaria mantener la calidad de cobertura y la solvencia del sistema y eso requiere la recomposición de las tarifas.

Asimismo, el tema de los costos de seguros preocupa a los empresarios. Así lo expresaron desde la Unión Industrial (UIA) que pasaron de pagar en promedio el 8% de la masa salarial al 20% y, en algunos casos, llega al 30%. En los últimos meses, algunas empresas recibieron aumentos del 300% o 400%.

Su causa, según declaran desde el sector, es el aumento exponencial de los juicios laborales.