Una asociación para la formación


El 3 de mayo se había llevado a cabo, en la sede de la Asociación Médica Argentina (AMA), la asamblea constitutiva de la Sociedad Argentina de la Medicina del Seguro (Sams). Su fundación obedece a una serie de necesidades y desafíos relacionados con la práctica médica en la actividad en sus distintas esferas: responsabilidad civil, seguros de vida, seguros de trabajo, seguros de viajero y seguros de salus, entre otros.

Durante su presentación, en la sede de la Asociación Médica Argentina (AMA), Pablo Pescie, presidente de las Sams, planteaba: “El objetivo de la Sociedad Argentina de Medicina del Seguro es la formación, actualización y procesos de mejora en todo lo relacionado a la medicina del seguro. Esta medicina no es distinta a la tradicional, ya que se maneja con los mismos cánones. El médico no solo trabaja con médicos sino además con muchas otras personas que en ocasiones son tan o más importantes que él. La idea es prepararlo a fin de obtener los mejores resultados tanto para los lesionados como las entidades aseguradoras y los organismos de contralor”.

Por su parte, Miguel Gálmes, presidente e la AMA, expresaba: “Es un honor, un placer y un orgullo que se formen sociedades médicas porque, de esta manera, el conocimiento médico se genera, se comparte y se incrementa, siempre en beneficio del paciente”

Quien fuera en ese momento presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, comentaba que, en la actualidad, todos los riesgos manejables son del ámbito del aseguramiento: automovilísticos, del trabajo, del hogar, etcétera, que, según explicó, se dan dentro de una estructura de incentivos para que esto ocurra: previsibilidad. “En ámbitos médicos existe también una necesidad de saber cómo se produce el riesgo médico. Por eso, la medicina del seguro es cada vez más relevante”, remarcaba.

María Cristina Interlandi, profesional del Cuerpo Médico Forense, compartía lo dicho por Lorenzetti. “Estamos constantemente expuestos a imprevistos: accidentes domésticos, de trabajo automovilísticos y, por supuesto, también de salud, que trastocan nuestras intenciones de asegurar, cuidar y proteger a nuestra familia y a nosotros mismos. Es por esto que es necesario poder confiar en médicos formados en medicina del seguro, que estén capacitados para evaluar riesgos y daños en cada uno de esos imponderables”, concluía.

La Sams forma parte del International Committee for Insurance Medicine entidad internacional que nuclea las distintas Sociedades de Medicina del Seguro del mundo.